sábado, 1 de mayo de 2010

Resumen La última niebla, María Luisa Bombal.

¿Qué obliga a una mujer a vivir atada a un hombre y soñar con otro? ¿En qué momento lo real se disfraza con los sueños? Esta es la temática central de esta novela de María Luisa Bombal, que al igual que el personaje central de la historia tuvo una vida bastante agitada por el desamor, es la historia de una mujer que se casa con su primo, luego que este pierde a su primera esposa. Lo que en un principio debía ser la culminación de una bella historia de amor, se transforma en la odisea de una mujer que comprende que sólo es un reemplazo en la vida de este hombre.







Resumen : La última niebla

María Luisa Bombal

Daniel: Primo y marido
Regina: Esposa de Felipe
Felipe: Hermano de Daniel
Andrés: Hijo del jardinero.

Tras la lluvia la casa de campo goteaba por todos lados. Acabábamos de
llegar, Daniel tras una extraña mirada de los sirvientes, les explica que yo soy
su nueva esposa. Hace 1 año él realizó la misma ruta con su primera mujer,
que él adoraba y que murió 3 meses después.
-¿Qué te pasa?- le pregunto.
-Te conozco demasiado, desde pequeños nos bañábamos juntos y yo con
Felipe husmeábamos a todas las que se bañaban en el lago.
Yo también lo conozco, pero esa angustia en sus ojos es nueva para mi.
Pasamos a comer.
-¿Para que nos casamos? – pregunta Daniel.
-Por casarnos – respondo.
-Tienes suerte, ya no serás una solterona como tus hermanas.
Ya en el dormitorio , Daniel vuelve la cabeza, se le escucha un raro ronquido,
al segundo comprendo que esta llorando, finjo absoluta ignorancia a su
dolor. A la mañana siguiente me informan que Daniel salió al alba camino al
pueblo.
********************************
Observo a la muchacha en el ataúd blanco, su rostro descolorido, vacío.
Silencio, un gran silencio, un aterrador silencio que empieza a crecer en mi
cabeza. Salgo desesperada de la casa y me voy a bosque traviesa para
despejarme, sin embargo el silencio continua, tengo miedo y por primera vez
reacciono violentamente contra el asalto de la niebla. ¡Yo existo, yo existo! –
digo en voz alta- y soy bella y feliz. Tengo miedo y emprendo una carrera
desesperada hacia mi casa, en el camino veo a Daniel quien me grita que
Felipe, su mujer y un amigo nos visitan.
Entro al salón y veo 2 cuerpos que se separan torpemente, es Regina y su
amigo, ella me mira con cólera y yo me retiro en silencio.
En mi habitación me suelto el cabello, Daniel me ha obligado a recoger mis
cabellos, pues debo parecerme a se primera mujer, ella era perfecta. Mi
cabello no es el de antes, nadie me dirá que tengo lindo pelo. Bajo a ver
como Regina toca el piano, ella se para cerca mío, su palidez refleja
intensidad de vida, parece que hubiera vertido fuego, salgo al jardín, huyo,
me siento desfallecer. Me quito la ropa, observo mi cuerpo y me sumerjo en
el estanque, tibias caricias de corrientes me penetran.
A la mañana siguiente los hombres salen de caza, pero ya es de noche y los
espera fuera de casa, por fin llegan.
¿Buena suerte?- interrogo.
¡Maldita niebla!- rezonga Daniel.
La niebla se estrecha cada día más contra la casa, sueño que penetra en la
casa y se adhere a mi cuerpo.
Llegamos a la ciudad, nos reunimos en el comedor con mi suegra y tomamos
un poco de vino para calentar el cuerpo.
Mi dolor me cansa, me siento débil, pero no puedo dejar de sonreír.
Nos acostamos , pero a media noche despierto sofocada.
-Me ahogo. Necesito caminar ¿me dejas salir?
-Haz lo que quieras- y sigue durmiendo.
Me visto y tomo el sombrero de paja, la pena aumenta, camino por avenidas
y repaso lo que será la vuelta al campo con la misma rutina de todos los días.
Sigo andando pero no me siento capaz de huir, de morir si me siento capaz,
llego a una plazoleta y me apoyo en un árbol, de reojo noto una sombra
junto a la mía, volteó y frente a mí un joven que siento desprende calor.
Siento que lo esperaba, lo abrazo y él me besa, me guía a su casa, subimos ,
escalera de la mano, penetro en la habitación que se ilumina de pronto, la
neblina aletea en vano en la ventana. Él se desnuda, luego me desviste, yo
me someto callada y palpitante.
Cuando despierto , mi amante duerme plácidamente a mi lado. Observo que
tiene una cadena de 1ª comunión. Me visto y me voy. Me siento feliz, mi
cuerpo está impregnado de su aroma.
Pasan los años, me veo más vieja, pero que importa si conocí el amor, tuve
una hermosa aventura, gracias a su recuerdo puedo soportar una larga vida
de tedio. Me levanto en las noches y escribo: “He conocido el perfume de tu
hombro y desde ese día soy tuya. Te deseo. Me pasaría la vida tendida ,
esperando que vinieras a apretar contra mi cuerpo tu cuerpo fuerte y
conocedor del mío, como su fuera su dueño desde siempre.”
Escribo y rompo
Solo quiero estar sola para soñar con él , ayer por ejemplo deje en suspenso
una escena de celos de mi amante.
En esta mañana de sol busco mi sombrero de paja, pero no lo encuentro y
deseo no encontrarlo , pues lo he olvidado aquella noche, algo nos une, algo
material, mi amante tiene mi gorro de paja.
Estamos en nuestro 10º aniversario
Hoy he visto a mi amante al atardecer, cuando me bañaba en el estanque, de
repente divise un carruaje que se acercaba silenciosamente, los caballos se
agachan a beber , yo lo presentí, de repente por la ventana se asoma su
cabeza, reconozco inmediatamente sus ojos, el rostro de mi amante, no
podía llamarlo , no sabia su nombre, él vio mi intención y levantando la mano
me sonrió. El carruaje echó a andar, se perdió como si se lo hubiera tragado
la niebla.
Frenética grite:
-¿Lo viste, Andrés, lo viste? ¿me sonrió, no es verdad?
-Si , señora.
Vivo agobiada de felicidad, estoy segura que él está muy cerca de mí, grito
“ te quiero” “te deseo” para que escuches desde tu escondite.
Te espero todo el día en el jardín, durante la noche lo escucho acercarse.
Hoy Daniel me ha besado, hace años que no, lo hacía, tiembla deseando mi
cuerpo, se apoya en mis pechos y llora por ella, su primera esposa y yo
muerta de vergüenza, hundida en la miseria pues traicione a mi amante. Le
escribo cartas explicándole que no lo he traicionado, que él es mi primer y
único amante.
*******************************
No puedo dormir, me levanto, algo me dice que llegó el momento de nuestro
2º encuentro.
-¿A dónde vas?
-Me ahogo, necesito caminar. No me mires así, acaso no he salido otras veces
a esta hora?
-¿Tú ? ¿Cuándo?
-Una noche que estuvimos en la ciudad.
-¡Estas loca! Debes haber soñado. Nunca ha sucedido algo semejante.
-Recuerdo que fue una noche de niebla.
-¡Si y bebimos!
Suplico: ¡recuerda, recuerda!
-¿En tú paseo encontraste a alguien?.
-A un hombre.
-¿Te habló?
-Si- pero no recuerdo su voz.
-¿No te habló? Era un fantasma.
Comienzo a dudar de la existencia de mi amante ¿Dónde está Andrés? Él es
testigo de su existencia.
Pregunto por él a sus padres, pero luego se dan cuenta que Andrés ha
muerto, se enganchó en la red y no sabía nadar. ¿Qué dice? ¡No, no! Tiene
que vivir, llorando abrazo a su padre.
¿Y ahora como voy a vivir?
La pena no me deja vivir, ojala me enfermara. Si olvidara: a mi amante, la
ciudad, mi tormento. Lo intento por un tiempo pero es imposible ¡Yo no
puedo olvidar! Mi amante es todo para mi.
Llega un telegrama urgente, debemos viajar a la cuidad, Regina está grave, yo
salto de alegría, por fin podré solucionar min angustias, buscar la casa de mi
amante. Todos saben que le pasó a Regina , menos yo.
Ya en la clínica , me entero que Regina se ha pegado un tiro y que fue al
hospital desde la casa de su amante, Felipe no se inmuta, debe tener su
orgullo herido , pienso.
No logro conmoverme, conozco su dolor, el estar lejos de tu amante,
pensamientos en la noche que se retuercen, soy egoísta ¿pero no será
porque yo soy más miserable que Regina? Ella tiene una vida de pasión, yo
solo un recuerdo, entonces me doy cuenta que soy totalmente desdichada.
Me desmayo.
Ya he tomado una resolución, rodeada de neblina busco la casa de persianas,
la plazoleta, pero no encuentro nada, la niebla no me deja ver.
Me siento en una banca, de repente un poderoso aliento penetra en mi nuca,
me vuelvo y empiezo a vislumbrar los arboles, estoy en la plazoleta, corro.
Por fin , estoy frente a la casa de mi amante. ¡No fue un sueño, no !.
Toco el timbre, un sirviente me invita a entrar.
-Avisaré a la señora.
¿Qué señora? No se parece a la casa de mis sueños, observo las fotos pero
ninguna identifica a mi desconocido.
Curiosa cierro los ojos y recorro el camino al dormitorio, abro la puerta, es un
cuarto lleno de libros y mapas, un niño estudia violín.
El criado me dice que la señora no está.
-¿Y su marido?
-¿El señor? Falleció hace mas de 15 años. Era ciego y callo de las escaleras.
Me voy ,huyo.
Sigo buscando la casa, quizá erré, todo se ha desvanecido en la niebla, tengo
fiebre.
De nuevo en el hospital.
Regina está mal, ha perdido mucha sangre, le toco la mano y comienza
llorar, a gritar llamando a su amante, pidiendo que la dejen morir, que la
dejen vivir para volver a verlo.
Siento que la odio, ¿de qué se queja? ¡Ella lo ha tenido todo! Amor , vértigo,
abandono.
El hecho de lanzarse bajo las ruedas de un vehículo requiere una especie de
inconsciencia. Cierro mis ojos y no pensaré, pero dos manos me atraen,
tambaleo, aturdida levanto la cabeza, observo al hombre que me sujeta, es
Daniel ¡Que viejo lo encuentro!. Pienso en el suicidio , ¿pero para qué? ¿mi
vida no es acaso ya el comienzo de la muerte?. Daniel me toma del brazo,
ignorando mi dolor, como cuando recien nos casamos, yo lo sigo para volver
a mi rutina, para llorar por costumbre y reír por deber. Alrededor la niebla

presta un carácter de inmovilidad definitiva.

FIN

24 comentarios:

  1. Pinta bien, habrá que mirarse lo con más calma...

    ResponderEliminar
  2. buena me gusto el resumen

    ResponderEliminar
  3. Deber ser la historia de muchas mujeres que solo viven de recuerdos.... lindo....

    ResponderEliminar
  4. Muchisimas graciasssssssssss!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. gran aporte gracias xd...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. igual que te lo leistes po wueon

      Eliminar
  6. Wooooooow Muchas gracias ahora a sacarse un Siete kaskjdhakf

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. igual te sacaste un 2 wueon

      Eliminar
    2. jajajaja yo me saque un 6,2 sin nisiquiera leerlo me lo imagine solamente por el titulo de la novela XD

      Eliminar
  7. gracias, muy buen libro me gusto mucho...pobre weona wjajajajaja!!

    ResponderEliminar
  8. muy buen libro pero como yo soy romantica creo que me hubiera gustado que se encontrara con el supuesto amante por lo menos una vez mas

    ResponderEliminar
  9. ola k ase

    No pude descargarlo, moriré :ccc Eso. Lean los libros, chao >:c

    ResponderEliminar
  10. una pregunta por que se llama la ultima niebla

    ResponderEliminar
  11. wena feos culiaos.l. yo me lei el libro y quiero complementar con un resumen D;

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios y sugerencias.